Tributación

Tasación de una vivienda

Tasación de una vivienda

Hoy en dia, para vender o comprar una vivienda es indespansble contar con una tasación oficial de la vivienda cuya finalidad es hipotecaria; es decir, conocer el precio de nuestro inmueble según el mercado inmobiliario actual o dicho en otras palabras “el precio que un comprador está dispuesto a pagar libremente por adquirir un bien”. Para ello se ha de contratar a un tasador profesional, el cual valorá la vivienda siguiendo una serie de factores que influirán en el precio final. Éstos son: ubicación, tipología (unifamiliar o plurifamiliar), superficie, iluminación, estado de conservación o distribución de la vivienda.

Dado el contínuo cambio que hay en el mercado inmobiliario en cuanto a la venta y compra de viviendas, es importante conocer el valor de tasación de la casa que queremos vender o comprar.

Las tasaciones de viviendas con finalidad hipotecaria están reguladas por el Banco de España bajo la norma ECO/805/2003 que obliga a cumplir diversas condiciones para que la tasación sea homologada:

  • El tasador tiene que visitar el inmueble.
  • El tasador tiene que realizar el plano tomando las medidas de cada estancia y hacer las correspondientes fotografías.
  • En el documento de tasación debe adjuntar 6 testigos de transacciones u ofertas reales de la zona.
  • Identificar que la finca registral que estás hipotecando sea la correcta.
  • Corroborar la situación inmobiliaria del inmueble para comprobar que no exista ninguna ilegalidad urbanística.

Los bancos deben realizar una tasación antes de solicitar cualquier operación hipotecaria. Además, según la Ley 1/2013 del 14 de mayo, los bancos están obligados a admitir cualquier tasación aportada por el cliente siempre que sea certificada por un tasador homologado que cumpla la norma ECO/805/2003.

En resumen, si tienes pensado vender o comprar una vivienda  desde Barcelona Finques os aconsejamos que solicitéis siempre una tasación oficial del inmueble. La tasación es la mejor forma de saber si una vivienda tiene un valor razonable de acuerdo con el mercado inmobiliario del momento.

barcelona